Facebook

     SiteLock

Última hora
Carta al presidente Álvaro Uribe - Jueves, 22 Febrero 2018 05:46
Fuera cubanos de Colombia - Jueves, 22 Febrero 2018 05:46
Ah suerte tan buena - Jueves, 22 Febrero 2018 05:46

¿Cómo sería una dictadura comunista en Colombia? Destacado

  • Sábado, Ene 27 2018
  • Escrito por 

COLOMBIAN NEWS

26 de enero de 2018

1.    Llegó la hora de actuar en conciencia

2.    La senadora María del Rosario Guerra participó en seminario pro vida en España

3.    El triunfo de la paciencia

4.    Una dictadura comunista en Colombia se ensañaría contra  los pobres y las capas medias

5.    Federico Jiménez Losantos autor de ‘Memoria del comunismo’

6.    El campus americano bajo la opresiva ley de la hiper-sensibilidad cultural 

Llegó la hora de actuar en conciencia 

Por Rafael Uribe Uribe

La Crónica, Medellín

http://rafaeluribe.blogspot.fr/2018/01/cronica-705.html

26 de enero de 2018 

“Sabemos que no hay dogmas en política; solo hay verdades experimentales que acostumbramos decorar con el nombre de principios”. Rafael Uribe Uribe 

No concuerdo con calificativos de extrema derecha que algunos medios le están dando a la coalición en buena hora integrada por Iván Duque, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordoñez, de ahí que traiga a colación la frase del General Uribe que desnuda los fementidos dogmas políticos. 

Una cosa es el pensamiento sobre el bodrio de La Habana, otra muy distinta constituir una alianza donde cabemos todos, o la conformación de un partido como el Centro Democrático que integramos personas con diversidad de pensamiento a veces interpretada como divisoria, en lugar de incluyente que es de lo que se trata. Militamos allí ex miembros del partido liberal en obligado receso; conservadores ajenos a la mermelada, puestos y contratos; ortodoxos de pensamiento más radical de derecha; pero todos unidos en un propósito fundamental: defender las instituciones y la democracia de nuestra patria.   

El desafío es grande: muchos van aterrizando sobre la necesidad de racionalizar los acuerdos rescatando lo redimible y modificando lo tortuoso, después de un año escabroso volverlos trisas sería un suicidio. En eso coincido con Marta Lucía; con Ordoñez en su concepción sobre la defensa de la familia y, en lo demás, con Duque. Pero se requerirá revisar los acuerdos para ajustarlos a lo racional, manejable y financiable. Para ello lo fundamental es lograr una buena integración del Congreso, acabar con la mermelada, las ambiciones burocráticas y el manejo de contratos. Eso solo lo lograremos eligiendo gente honesta y comprometida. La responsabilidad de elegir solo los mejores es nuestra, de lo contrario no tendremos autoridad moral para reclamos futuros. El Congreso ahora es lo fundamental, un presidente sin apoyo en el legislativo estaría maniatado. 

Nos faltó arrojo para hacer respetar el resultado del NO en el plebiscito, confiamos en un presidente mitómano y tramposo, creímos en las Cortes, el Congreso, la ética, el respeto a las leyes y a la Constitución a pesar de que ya nos habían demostrado su incoherencia, no podemos seguir cayendo en ese limbo. Pero eso es clavo pasado,  tenemos que despertar para corregir el rumbo, de lo contrario iremos como el Titanic de frente al Iceberg. Y, eso, está en nuestras manos. 

Yendo más lejos debemos evitar un gobierno de transición o extrema izquierda que le abra las puertas del poder a La Farc. Los postulados del Foro de Sao Paulo al que pertenecen Fajardo, el Polo Democrático, Petro y Caicedo, Clara López y los Verdes son claros y su vigencia en Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Salvador están a la vista. La estrategia la dicta Cuba y vemos como las elecciones planteadas por Maduro para perpetuar el chavismo en Venezuela son claras, jamás abandonarán el poder, como no lo abandonarán Ortega, Evo ni los sucesores de los Castro. ¿Alguna Duda? 

Por eso, afinemos nuestras conciencias y votemos por lo que creamos que al país conviene. Yo voy por la recuperación de la democracia y el respeto a nuestras instituciones.

El rincón de Dios 

“Al contemplar el panorama en el que nos desenvolvemos parece que nos encontramos frente a una realidad sin posibilidad del retorno de una paz estable y duradera. Como si estuviésemos condenados a vivir en un estado de violencia y de pruebas, de angustia y de tristeza, de tensiones o de insatisfacción permanentes. Es como si la felicidad se resistiera a venir de una vez por todas y, por el contrario,  se alejase indefinidamente de la sociedad donde vivimos.”

------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

La senadora María del Rosario Guerra participó en seminario pro vida en España 

Colombian News, Bogotá

Con Servimedia y EcoDiario, Madrid

http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/8894249/01/18/Expertos-en-cuidados-paliativos-piden-una-ley-nacional-de-atencion-integral-al-final-de-la-vida.html

26 de enero de 2018 

El seminario internacional sobre Cuidados Paliativos y Sociales vs. Eutanasia realizado este viernes 26 de enero en un salón del Congreso de los Diputados, en Madrid, España, fue creado por entidades provida y pro familia de la sociedad civil. Su enfoque fue totalmente provida. Los organizadores son la Asociación Familia y Dignidad Humana, la Fundación Jérôme Lejeume España, la Federación Europea One of Us y Political Network for Values. 

La entidad que lideró esta convergencia de entidades es la Fundación Valores y Sociedad, presidida por Jaime Mayor Oreja, exministro español del Interior durante el primer Gobierno del presidente José María Aznar. Jaime Mayor Oreja también fue eurodiputado y vicepresidente del Grupo Popular en el Parlamento Europeo. El ex ministro español inauguró este seminario con un brillante discurso en el que afirmó que "la ciencia puede ayudar a morir dignamente con los cuidados paliativos y no tenemos que destruir la dignidad de la persona con el derecho al suicidio". 

La lista de oradores y ponentes en este seminario incluyó legisladores, juristas, y políticos conservadores de Europa y América Latina, así como expertos en cuidados paliativos y bioética. La senadora colombiana María del Rosario Guerra, miembro del partido Centro Democrático, fue invitada al seminario y participó en las deliberaciones. 

La eutanasia es legal en Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Alemania, Canadá, Colombia y en los estados norteamericanos de California, Oregón, Washington, Colorado, Vermont y Montana. 

Los objetivos del seminario fueron explicados por el doctor Jacinto Bátiz, jefe del área de Cuidados Paliativos del Hospital San Juan de Dios de Santurce (Vizcaya) y secretario de la Comisión Central de Deontología (CCD) de la Organización Médica Colegial (OMC).  El señaló que ese seminario aspira a llamar la atención de los políticos “para que se apruebe de forma definitiva una ley que regule la atención del paciente en el final de su vida, o lo que es lo mismo, una ley de ámbito nacional de cuidados paliativos para que morir sea igual en una comunidad autónoma que en otra". 

Según la agencia noticiosa Servimedia, el doctor Bátiz explicó que una cosa es la eutanasia y otra los cuidados paliativos.  "Llevo 24 años trabajando en paliativos y a mí todavía ningún paciente me ha pedido la eutanasia. Lo que sí nos piden es que les ayudemos a no sufrir. El dolor lo podemos tratar con morfina, y si tenemos que dar dosis muy altas porque el paciente está en fase terminal y el dolor es insufrible, lo hacemos y esto no es eutanasia. Si, además de esto, evitamos colocarle tubos o hacerle pruebas que ya son inútiles, conseguiremos eliminar este sufrimiento al paciente". 

Según el periódico EcoDiario, la presidenta de la Asociación Familia y Dignidad Humana, Lourdes Méndez, insistió en la aprobación de una ley integral de cuidados paliativos, ya que "la eutanasia no se puede considerar una muerte digna y en los países donde es legal esta práctica produce 'la teoría de la pendiente resbaladiza', es decir, que una persona puede decidir por la vida de otra persona". 

La cobertura del evento por los medios locales fue escasa. Ese desinterés obedece, probablemente, a que el seminario tuvo un enfoque estrictamente provida.

----------------------------------------------------------------------------- 

El triunfo de la paciencia 

Por Libardo Botero Campuzano

Periódico Debate, Bogotá

http://www.periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/17860-el-triunfo-de-la-paciencia

26 de enero de 2018 

El 11 de diciembre pasado, en la histórica ciudad de Rionegro (Ant.), el Centro Democrático dio un paso trascendental: la proclamación oficial de la candidatura presidencial de Iván Duque. 

Apenas hacía unas horas se habían inscrito las listas al Congreso y había concluido el proceso de selección del candidato, luego de una maratón de foros temáticos a lo largo y ancho del país, y de una rigurosa escogencia a través del mecanismo de una encuesta. La presencia de todos los demás precandidatos y el expresidente Álvaro Uribe, quienes presidieron el acto, le comunicó al país que el partido se dirigía unido a enfrentar los comicios electorales del 2018. 

Aquella misma noche Uribe pronunció un breve pero denso discurso para presentar al novel candidato, procurando no robarle protagonismo, pero sentando unos derroteros diáfanos a la colectividad para la difícil coyuntura que ha de atravesar. “Un proceso democrático, inédito, sin interferencias, le entrega la bandera a Iván Duque, quien en sus 41 años se convierte en el representante del sueño de millones de jóvenes de la Patria. Con su bello hogar, su talento, su formación intelectual, su transparencia, sabrá interpretar los fundamentos que nos guían y ganar la adhesión convencida y el afecto del corazón de los colombianos”, expresó Uribe al sintetizar la decisión política del partido. 

Una de las advertencias de Uribe aquel día, que causó más impacto, fue la referida al proceso de designación del candidato –“inédito”, pero transparente, “sin interferencias”, como lo calificó- que, como también hace cuatro años, pudo dejar heridas abiertas, resquemores, insatisfacciones.  “Requerimos firmeza en el debate de las ideas, estudio y argumentos, resolución y coraje en la defensa de los principios democráticos y diálogo muy delicado para sortear las diferencias al interior de la colectividad. Si hubo prevenciones e intemperancias que queden atrás. La contradicción al interior necesita paciencia, paciencia, paciencia. Muchas veces la inteligencia traiciona porque produce reacciones muy rápidas y dañinas. Y el abuso en el sentido del humor es peor en sus consecuencias. Por favor, ʻmientras el hacha va y viene el brazo descansaʼ”, dijo.

“Paciencia, paciencia, paciencia”. Mes y medio más tarde, cuando ha corrido tanta agua bajo el puente, podemos decir que la sagacidad y certera conducción del partido por parte del expresidente Uribe, la solvencia programática del partido, la mesura del candidato Duque, han logrado sacar airosa la estrategia dirigida a obtener la victoria en las elecciones al parlamento y a la presidencia este año. Ha sido el triunfo de la paciencia. 

La existencia de discrepancias al interior del CD, de discusiones, de vertientes, no es un síntoma de decadencia, de debilidad o de ausencia de norte y liderazgo. Por el contrario, revelan la existencia de una vigorosa organización, plena de vitalidad, en pleno desarrollo, moderna, abierta, tolerante, diversa, alejada de unanimismos y sectarismos trasnochados, propios de las capillas fundamentalistas de signos extremos. 

Algunos pocos, que no se sentían atraídos por Iván Duque, empezaron a divulgar pronósticos pesimistas y a criticar la estrategia definida. En lugar de secundar con entusiasmo al candidato vencedor, como corresponde en todo partido serio y disciplinado, dejando atrás “prevenciones e intemperancias”, se lanzaron a expresar su inclinación por candidatos de fuera del partido, o a escabullir el respaldo al propio encubriéndose con la insistencia en la necesidad de una alianza con otras fuerzas coincidentes, para derrotar la corriente farc-santista en cualquiera de sus variantes.  

Tan acuciantes llamados a buscar un candidato único de la coalición que había sido pactada hacía casi un año por los expresidentes Uribe y Pastrana, cuando apenas el CD estaba dando a conocer a la opinión el suyo, dejaban un mal sabor. Así se esgrimieran argumentos como el patriotismo, la necesidad de poner por encima de egos y aspiraciones personales el interés colectivo, y otras de ese tenor, no conseguían desvanecer la impresión de que se buscaba moverle el piso a Iván Duque. Y motivaban en cualquier ciudadano perspicaz la pregunta de por qué esos requerimientos y exigencias no se le hacían con igual razón a los otros dos candidatos de la coalición, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez. Si de aspiraciones personales hablamos, aunque respetables, pero sin origen partidario y democrático, ahí están esas.   

El CD tiene el deber, además, de defender su candidato, promoverlo intensamente por todo el país, y buscar por esos medios, que salga triunfante en la competición con los otros dos aspirantes de la coalición. Eso es elemental y no atenta contra la unidad ni la cooperación con las demás fuerzas llamadas a concertar la gran alianza. Por el contrario, la fortalece y solidifica. Un CD vigoroso es la pieza fundamental del bloque republicano. No solo por las credenciales del partido, en cuanto a haber sido en estos años pasados la más disciplinada y vertical fuerza de oposición a Santos, con el hecho de contar con el líder de mayor influencia en el país, sino porque se proyecta como el partido de la más numerosa bancada parlamentaria a partir de marzo. ¿Cómo no aspirar a que el partido que ha de liderar el Congreso sea el partido que encabece el ejecutivo? ¿No tendrá el país un gobierno más estable y sólido, para la tarea trascendental de la reconstrucción, si el presidente es del mismo partido mayoritario? Amén de las cualidades y capacidades de Iván Duque que, sin demeritar a sus émulos de la coalición, sobresalen por su dominio de los más variados temas de la agenda nacional. De lo contrario, podríamos tener una administración débil, casi que retratada con esta dicotomía: una bancada sin presidente y un presidente sin bancada. 

Los hechos, además, han demostrado que buscar el fortalecimiento del partido y su candidato no atentan contra la construcción de la coalición. Han quedado “hechas trizas” las aseveraciones infundadas de que Uribe y el CD, dizque llevados de la ternilla por una fantasmagórica “troika” de “izquierda”, buscaban maliciosamente imponerse, sin propiciar la creación de un poderoso frente, sino precipitándolo a su disolución. Tales elucubraciones no solo desconocían que fue Uribe su gestor básico con el expresidente Pastrana, desde comienzos del año pasado, sino que ocultaban que el mismo 11 de diciembre, en Rionegro, Uribe fue enfático en afirmar: “Tenemos por recorrer el trecho de la coalición, con los doctores Marta Lucía Ramírez, Alejandro Ordoñez, con las víctimas del terrorismo, con los católicos, con los cristianos, con los independientes, con bases de otros partidos sobre identificaciones fundamentales.” 

Algunos, inclusive, en el colmo del despiste, llegaron a afirmar que el CD, Uribe, Duque y la supuesta “troika”, se oponían al éxito de la convergencia atravesándosele a Alejandro Ordóñez. Por esas ironías de la vida, resultó que era al contrario –hecho que los autores de la calumnia debieron haber reconocido, en un acto de decencia, pero no han hecho- , que el escollo se ubicaba al lado de Pastrana y Marta Lucía y no al del CD, y que estos reclamaban además algo insólito: que Uribe no acompañara a su candidato en las correrías, y que no se indujera a los seguidores del partido a votar por Duque. Finalmente la firmeza del CD en auspiciar la presencia de Ordóñez, con Iván Duque y Uribe a la cabeza, y el rechazo a los condicionantes insólitos, fue definitiva para que los recelos del ala pastranista del conservatismo se disiparan y se acordara una consulta el 11 de marzo con la participación de los tres candidatos. 

Tampoco prosperó la intención de ciertos opinadores de desdibujar el carácter de centro del partido, endilgándole el mote de derechista, más que por el sano propósito de esclarecer su derrotero ideológico y programático –en la eventualidad de que fuera ambiguo u oscuro, que no lo es-, con el de utilizar ese expediente para descalificar a Iván Duque, a quien previamente y de manera falaz  y arbitraria se había calificado de “izquierdista”. De nuevo salieron a relucir delirantes razones, como la de una nueva conspiración de la tal clique “izquierdista” para gestar hasta del mismo nombre del partido, que señala su inconfundible naturaleza. No sabemos si semejante afirmación es producto de la ignorancia o la maledicencia, porque fue exactamente Uribe quién postuló la denominación, nadie más, hablando inclusive del “puro centro democrático” y no simplemente del centro a secas. Esquivan los críticos que, además, y a lo largo de todos estos años, el mismo Uribe ha sido reiterativo en desestimar esa dicotomía de izquierda-derecha como anacrónica.  

Cada día tienen menos audiencia las prédicas pesimistas y arrevesadas de quienes quieren atravesársele al éxito del CD y su candidato, como pilares fundamentales de la coalición. Ahora pretenden que el CD y Uribe no aspiren a que su candidato sea el de la alianza, sino que deje a sus militantes y simpatizantes en libertad de escoger entre el trío. Un absurdo completo. Como es sabido, para el caso de las campañas de los congresistas, valga el ejemplo, es una opción ilegal respaldar o aliarse con candidatos al parlamento de otras colectividades, o sumarse a la campaña de otro candidato presidencial, pues constituye lo que nuestras normas catalogan como “doble militancia”. Pretendiendo ampararse en el derecho de cada quien a votar por quien quiera, los propulsores de esta idea desconocen que los partidos tienen una estructura y unas reglas que los militantes que se afilian se comprometen a cumplir, y que los obligan a acatar las decisiones de la organización. De lo contrario, si definida una candidatura a la presidencia o unas listas a los cuerpos colegiados, los militantes todos quedaran en libertad de optar por otras alternativas, los partidos desaparecerían. 

Lo que se esconde tras estas estratagemas es otra cosa: el deseo persistente de horadar la candidatura de Duque, y a la vez favorecer la de otro de sus competidores en la consulta. Eso es legítimo para cualquier ciudadano no comprometido con el CD –y en ese sentido tales personas debieran confesar si se encuentran en esa situación y no jugar doble-, pero no se puede predicar de quienes están vinculados al partido.  Claro que cada persona tiene la libertad de decidir por quién vota, pero el partido está en el derecho y obligación de promocionar a su candidato y pedirle a sus militantes y seguidores que lo respalden. Para eso lo seleccionó, y no para decir al otro día que se deja en libertad de votar por el que se quiera. Así desaparecerían los partidos en un santiamén. Hablando en plata blanca, la propuesta del día es la pretensión ilusa de que alguno de los otros candidatos se nutra de votos del uribismo para tratar de triunfar con ellos, impidiendo que el partido uribista pida votar por el candidato uribista. ¡Vaya astucia! 

De nuevo, haciendo gala de paciencia, el CD y Uribe no caerán en semejante treta. Aquí, más bien, lo que necesitamos es que todos, tirios y troyanos, nos comprometamos a lo siguiente: que acataremos la decisión de las urnas y respaldemos al que sea elegido en una limpia lid democrática, sin condiciones, ni esguinces, ni salvedades. Que no siga haciendo carrera la actitud sistemática de ciertos círculos, absolutamente antidemocrática, de que solo se acatan y les sirven los resultados si gana el de sus afectos. La inmensa mayoría de los miembros y simpatizantes del CD respaldamos a Duque y ambicionamos su triunfo, pero de igual manera respaldaríamos con entusiasmo la candidatura de Ramírez u Ordóñez, si alguno de ellos saliera victorioso. Lo que ciertos espadachines de papel debieran contestar, para ser leales con el resto de votantes de la alianza, y con la democracia misma, es si acompañarían con el mismo entusiasmo a Iván Duque, de resultar vencedor. Y punto. 

Pues bien, superadas con tino y mesura las contrariedades que la vida política ha traído aparejadas en estos meses, y previsiblemente las que se avecinan, podemos decir que el panorama está despejado: habrá consulta el 11 de marzo para escoger el candidato de la gran alianza para la reconstrucción de Colombia, entre Iván Duque, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez. El 12 de marzo Colombia tendrá candidato único de la gran alianza para la reconstrucción de Colombia e iniciará la carrera indetenible para vencer en mayo y enderezar el rumbo del país.

--------------------------------------------------------------------------------------

Una dictadura comunista en Colombia se ensañaría contra  los pobres y  las capas medias 

Por Ariel Peña

26 de enero de 2018 

La dictadura del proletariado que es un fin estratégico del comunismo totalitario para esclavizar a las masas, no es del proletariado, sino en contra de este, como ya se ha demostrado a través de la historia cuando un país cae bajo la férula del marxismo leninismo. 

El gobierno de transición propuesto por la Farc a partir de  las próximas elecciones es la cuota inicial para que Colombia vaya al envilecimiento de sus ciudadanos, mediante una dictadura sempiterna en donde  no habrá  alternación en el gobierno; y para ello no solo tendría candidato propio sino que además contara con aspirantes presidenciales disfrazados de   progresistas  o alternativos, siendo los resultados los mismos, o sea dictadura comunista indefectiblemente. 

En una reciente columna afirmábamos que en  “la gran revolución cultural china” de  la década de los 60 del siglo XX, en donde fueron asesinados cerca de 60 millones de personas  por parte de la camarilla comunista gobernante, la burocracia  marxista tenía como consigna que la dictadura del proletariado se debería ejercer sobre la burguesía, situación que era difícil de determinar ante la carnicería que desató  el partido comunista chino, por ello  habría que preguntar ¿cuál burguesía? Ya que la situación  de miseria en esos años era general para  los chinos, por lo que no se podría determinar quiénes eran de la burguesía, pero la violencia la aplicaba la camarilla en contra de toda la población especialmente la más pobre. 

Posteriormente Zhou Enlai primer ministro  y  después  Den XiaoPing, diseñaron para China una economía de mercado, pues percibieron  que el socialismo fundamentado en el marxismo leninismo era un  fracaso total, pero eso si quedando el poder político en manos de una  dictadura comunista con partido único. 

Lo anterior  es demostrativo de que el marxismo leninismo en el poder, poco le interesa los sufrimientos de la población y hace cualquier cosa para estar en la dirección del Estado por siempre, como lo vemos también  con el castro-chavismo en Venezuela y Cuba, lo cual le podría  ocurrir a Colombia si se deja llevar por los cantos de sirena de los que prometen el cambio o dicen que en el país hay una casta oligárquica que ha gobernado durante 200 años la cual hay que defenestrar, siendo eso una treta para engañar ingenuos, porque no se puede olvidar que Hitler, Mussolini, Fidel Castro y Hugo Chávez echaban ese mismo discurso por el cambio y en contra de las castas oligárquicas, teniendo  resultados catastróficos. 

La secta marxista leninista con sus diferentes etiquetas, no es democrática, porque simplemente usa como medio lo que llama la  “democracia burguesa” para conquistar el poder del Estado y montar una dictadura, que se ejerce de manera bestial en contra de los sectores pobres y capas medias de la sociedad, que no pueden huir del país y que tendrán que aguantar por varias generaciones el yugo comunista. 

¿Cuáles candidatos convertirían a Colombia en una Venezuela mediante una dictadura comunista? Como ya lo dijimos tienen candidato propio, pero también poseen formulas alternas, especialmente con organizaciones que hacen parte del  marxista foro de Sao Pablo que indiscutiblemente es una internacional comunista, teniendo  en primer lugar al exalcalde Gustavo Petro cuyo movimiento progresistas es miembro de foro de Sao Pablo y su admiración y reverencia por el chavismo es indiscutible, ya que  nunca lo ha ocultado. 

Además  de Petro se encuentra el exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo quien es apoyado por el  partido verde y el polo democrático  también afiliados al foro de Sao Pablo, viendo con bastante extrañeza que el doctor Fajardo no le exigió a ese par de partidos su desafiliación de la internacional comunista para respaldar su candidatura. A los anteriores candidatos hay que agregarles los  nombres de Clara López y Piedad Córdoba. 

La gran alianza para salvar a Colombia o coalición del NO, que tiene como aspirantes a la presidencia de la República a Marta Lucia Ramírez, Iván Duque y Alejandro Ordoñez, quienes irán a una consulta  interpartidista el próximo 11 de marzo, para definir quién será el candidato de esa opción democrática,  se ha convertido en la alternativa real y factible para liberar a Colombia de la amenaza comunista directa o  camuflada con  los  candidatos de la  denominada izquierda. 

Se debe hacer énfasis sobre lo que le espera al país con una dictadura comunista en donde los que más van a sufrir serán los pobres y la capas medias que difícilmente  tiene para dónde agarrar, pues la miseria y el odio se convertirán en el pan diario, ya que es innegable que el marxismo leninismo es el padre de la violencia, la mentira y el odio armas que le sirven para consolidar a una camarilla comunista en el poder, utilizando   la miseria de las masas como condición necesaria para ese propósito.

----------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Federico Jiménez Losantos autor de ‘Memoria del comunismo’

Libertad Digital, Madrid

http://www.libertaddigital.com/cultura/libros/2018-01-24/jimenez-losantos-firmara-ejemplares-de-memoria-del-comunismo-1276612643/

26 de enero de 2018 

El periodista Federico Jiménez Losantos firmará ejemplares de su nuevo libro Memoria del comunismo. De Lenin a Podemos (La Esfera de los Libros) el próximo viernes, 26 de enero, de 18:30 a 20:30 horas, en la librería de El Corte Inglés de Goya en Madrid (Goya, 87, planta calle). Este ensayo histórico sobre uno de los movimientos ideológicos más relevantes del siglo XX y ha llegado a su cuarta edición en sólo dos días a la venta. Además, es número uno absoluto en ventas en Amazon y en en iBooks Store de Apple. 

Cien años y cien millones de muertos después, ¿por qué el comunismo sigue siendo una ideología respetada? Buceando en las fuentes originales –de Marx, Bakunin y Lenin al Che o Pablo Iglesias– Federico Jiménez Losantos explica en este libro la naturaleza real del comunismo, sus raíces filosóficas y políticas, los errores habituales sobre su historia y el hecho más terrible: que, cien años y cien millones de muertos después, siga siendo una ideología respetada entre políticos, profesores y periodistas. 

En dos países europeos, Rusia y España, se intentó crear en el siglo XX un régimen comunista. En Rusia, tras cinco años de feroz guerra civil de Lenin contra su pueblo, el comunismo triunfó. En España, tras una atroz guerra civil de tres años, perdió. Pero se discute el papel de Stalin en la guerra –de Paracuellos y la muerte de Nin al oro del Banco de España– y se oculta la actuación de los dos comunismos españoles: el marxista del PCE, el PSOE bolchevizado o el POUM; y el bakuninista de la CNT-FAI, que impuso el terror rojo en Cataluña con la ayuda entusiasta de Companys. Ni la Rusia bajo la Cheka ni la España bajo las checas se recuerdan hoy. Solo eso y el éxito de la propaganda soviética desde 1917 explican la irrupción y el éxito de Podemos, como cuenta Memoria del comunismo.

----------------------------------------------------------------------------------------------- 

El campus americano bajo la opresiva ley de la hiper-sensibilidad cultural 

Actuall, Madrid

https://www.actuall.com/medios/brief-universidades-la-razon-produce-traumas-seminario-internacional-cuidados-eutanasia/

Con National Review, The Daily Wire

http://www.nationalreview.com/article/455745/ben-shapiro-speech-uconn-university-connecticut-offers-counseling-students/

https://www.dailywire.com/news/25968/uconn-acts-uc-berkeley-offers-mental-health-daily-wire

26 de enero de 2018 

La Universidad de Connecticut ofreció ayuda psicológica a los alumnos por escuchar a un conferenciante conservador invitado al campus a exponer su punto de vista sobre temas como el aborto, el feminismo o la teoría de género.

Ben Shapiro, columnista de The Daily Wire y de la National Review, es una de las voces conservadoras más influyentes en el paisaje de los medios de los Estados Unidos. Todavía no había fecha ni lugar exacto para su conferencia en el campus, y el vicepresidente y jefe de Diversidad de la Universidad, Joelle Murchison, ya estaba enviando un email masivo a toda la comunidad universitaria, “alertando” de la llegada del señor Shapiro y ofreciendo ayuda psicológica a los estudiantes que lo pidiesen.

No es una broma. Tampoco es la primera vez. La Universidad de Berkeley, California, ofreció atención psicológica a la audiencia del señor Shapiro el pasado otoño. Y en la primavera de 2016, el rectorado de la Universidad Estatal de California habilitó un “espacio curativo” para superar el trauma de haber escuchado al periodista, cuya monstruosidad consiste en razonar el derecho a la vida y pensar críticamente sobre la ideología de género.

Así están las cosas en los campus universitarios de los Estados Unidos. Tal es el estado de la libertad de expresión bajo la opresiva ley de la hiper-sensibilidad cultural. Es solo cuestión de tiempo que este parvulario histérico se reproduzca en las universidades de América Latina y España, si es que no lo ha hecho ya.

------------------------------------------------------------------fin--------------------------------------------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes