Facebook

     SiteLock

Última hora
El derecho a la rebelión - Lunes, 22 Enero 2018 02:31
El tirano Maduro tiene que salir - Lunes, 22 Enero 2018 02:25
¿Quién hereda, quien responde? - Lunes, 22 Enero 2018 02:23
¿Hacia las últimas elecciones libres? - Lunes, 22 Enero 2018 02:23
¿Nuevo mapa político? - Lunes, 22 Enero 2018 02:19

“Uribe será el director de mi campaña”: Iván Duque Destacado

  • Martes, Dic 19 2017
  • Escrito por 

Centro Democrático: el poder de las ideas (863)

1. Duque: “Uribe será el director de mi campaña”

2. “Como no tengo rabo de paja, me acerco a la candela”: Iván Duque

3. Pastrana pide juicio para pérdida del cargo de Santos

4. El que dijo Uribe

5. Columna/ La economía va mal, el culpable es Santos y su ministro Cárdenas

6. El porqué No de “todos y todas”

-----------

1. Duque: “Uribe será el director de mi campaña”

LOS IRREVERENTES. Felicitaciones por su designación como candidato único del Centro Democrático. El resultado es fruto de su trabajo comprometido con el partido en estos últimos años en los que usted se destacó como uno de los senadores más aplicados del partido. ¿Qué mensaje le envía a la militancia uribista en estas primeras horas como candidato?

IVÁN DUQUE. Primero Ernesto, tengo que decir que recibo esta nominación como candidato a la Presidencia de la República por el Centro Democrático con honor y con humildad. Hemos recorrido el país en una sana emulación de ideas donde consultamos nuestras bases y nuestros simpatizantes, y hoy tenemos una decisión que nos invita a la unión y a pensar en el futuro de Colombia, siguiendo el legado y la inspiración de nuestro presidente fundador Álvaro Uribe Vélez. Mi mensaje a la militancia es que tenemos que estar unidos como colectividad y convertirnos en un gran equipo que recorra cada rincón del territorio, ganando los corazones y los afectos de nuestros compatriotas. Esta campaña no es de individualidades, tenemos que fortalecer el partido, primero para consolidarlo como la primera fuerza política en el Congreso de la República y segundo para construir el camino hacia la presidencia.

L I. Para nadie es un secreto que el gran elector del Centro Democrático es el presidente Uribe, ¿cuál va a ser el papel de él en su campaña?

I D. El Presidente Uribe será el Director de la Campaña a la Presidencia. Vamos a recorrer el país con él y vamos a trabajar todos los días para ganar respaldo de la ciudadanía. Vamos a consolidarnos como la principal fuerza política en el Congreso y ganar la Presidencia de la república en una amplia coalición.

L I. Las campañas son exitosas en tanto haya unidad entorno al candidato. ¿Cuál va a ser su estrategia para aglutinar a todos los sectores del Centro Democrático?

I D. Desde el mismo momento en que fui elegido como candidato a la presidencia por el Centro Democrático he convocado a los compañeros con quienes recorrimos el país en esta sana emulación de ideas. Vamos a trabajar con María del Rosario Guerra, Paloma Valencia, Rafael Nieto y Carlos Holmes Trujillo, para tener un gran programa y conquistar afectos todos los días. De igual manera, he hecho un llamado a los doctores Oscar Iván Zuluaga y Luis Alfredo Ramos a trabajar en este proyecto común. Su liderazgo es vital en este proceso. Yo no reconozco enemigos en el CD y tenemos que trabajar unidos. Esta será una campaña incluyente y pensando en el futuro de Colombia.

L I. Esta no será una campaña sencilla por cuenta de la polarización en la que se encuentra el país. Usted es un político moderno que se ha sabido poner por encima de las guerras sucias. Pensando en la campaña en la que la mayoría ciudadana se opone al camino por el que está transitando nuestro país, ¿cómo atraer a esos sectores que sienten afinidad con el uribismo, pero que no son militantes activos del Centro Democrático?

I D. A estos sectores que no son militantes activos tenemos que decirles que el país nos necesita hoy más que nunca para recuperar la legalidad, el emprendimiento y la equidad, nosotros tenemos una agenda clara de país, una visión y unas propuestas para derrotar el populismo que ha sembrado desolación en Venezuela y para unir al país en una agenda del futuro. No es el momento de detenerse por temas menores, ha llegado el momento de mirar hacia adelante, de pensar en el futuro. Yo pertenezco a una generación que representa el 73 por ciento de los colombianos que somos menores de 45 años, que queremos gobernar para todos y lo vamos a hacer con dedicación. Somos el partido de la seguridad democrática, de la confianza inversionista, de la cohesión social, del Estado austero y de diálogo popular. El compromiso para sacra adelante a Colombia debe ser de todos.

L I. Son muchos los temas de campaña, razón por la que esperamos poder hacer muchas entrevistas con usted para efectos de que nuestros lectores puedan conocer sus propuestas frente a los múltiples problemas que aquejan a Colombia. Pero empecemos por uno que es de singular relevancia: el acuerdo con la banda terrorista de las Farc. Usted ha acuñado una frase que resulta muy ilustrativa: “ni trizas, ni risas”. ¿Qué quiere usted significar con esa expresión?

I D. Significa que no se trata de hacer trizas el acuerdo porque la desmovilización, el desarme y la reinserción de la base guerrillera sin reincidencia, son positivas, pero no podemos tener risas complacientes frente a lo que amenaza la Constitución y el Estado de Derecho.

Se trata de defender la legalidad, que fue una de las inspiraciones de la campaña del No  en el plebiscito, en esa campaña nunca se trató de destruir los acuerdos, pero sí de hacer todas las reformas estructurales necesarias para que no se premie al delincuente. La voz de las mayorías expresada en las urnas el pasado 2 de octubre del 2016 fue desconocida por una refrendación espuria y luego por un procedimiento legislativo, donde se han creado serias amenazas a nuestra seguridad nacional. Esas amenazas hay que corregirlas estructuralmente.

En defensa de la legalidad, nuestros mensajes son claros: vamos a presentar un acto legislativo para que el narcotráfico no sea un delito amnistiable; vamos a dejar claro que la sustitución y la erradicación de cultivos ilícitos deben ser obligatorias y no voluntarias. Y vamos a decir con firmeza que armas escondidas y dineros escondidos que no hayan sido entregados para su destrucción o para la reparación efectiva de las víctimas significarán que los cabecillas de las Farc han cometido un delito nuevo y perderán todos los beneficios.

Y otra cosas más Ernesto, ningún responsable de delitos de lesa humanidad puede tener elegibilidad política en Colombia, y mucho menos sin decir toda la verdad, reparar a las víctimas y cumplir sus penas. Colombia se respeta y no vamos a dejar que los verdugos de tantos colombianos posen impunemente como prohombres y se burlen de los colombianos.

Los Irreverentes, 17 de diciembre de 2017

------------

2. “Como no tengo rabo de paja, me acerco a la candela”: Iván Duque

En entrevista con Noticias Caracol, el candidato por el Centro Democrático habló del proceso de paz y de sus planes de gobierno si llega a la Casa de Nariño.

¿Lo sorprendió haber quedado de candidato del centro Democrático?

Duramos trabajando mucho tiempo. Fue una campaña que empezó hace más de año y medio, recorriendo el país, Creo que esto ha sido fruto de un trabajo muy intenso y me siento muy contento de tener ahora una candidatura respaldada no solamente por las bases y los afines, sino también por un gran número de colombianos.

Y por Óscar Iván Zuluaga, que era el gran alfil del Centro Democrático hace cuatro años…

Yo empecé esta candidatura emulando con él y con Carlos Holmes Trujillo. Él retiró después su candidatura, después llegaron otros precandidatos y la verdad es que yo nunca hice la campaña pensando en si había o no contendores. Era el reto de todos los días, recorrer el país y conseguir más afectos y respaldos de la ciudadanía.

Uno de los grandes interrogantes de su candidatura, es qué papel jugaría Álvaro Uribe en una eventual presidencia suya.

He dicho algo muy importante, nosotros tenemos que pensar como trabajo en equipo. Somos un partido que se ha ido formando y que ha ido demostrando que puede tener un liderazgo y capacidad de presentación de proyectos que le sirven al país. Hemos sacado casi 11 leyes de la República. Qué espero yo, ser el próximo presidente de los colombianos. Segundo, yo quiero ver a Álvaro Uribe liderar la bandada de Gobierno en el Congreso. Ojalá ese líder de la bancada de Gobierno en el primer año pueda presidir el Congreso para que pueda haber un trabajo en equipo entre el presidente de la República y el presidente del Congreso y sacar una ambiciosa agenda de reformas que Colombia necesita.

Si el expresidente Uribe quisiera volver eventualmente a la presidencia de Colombia, ¿usted impulsaría una reforma constitucional para que él pudiera ser candidato nuevamente? 

Primero, Colombia ya no tiene reelección. Segundo, que también es importante, queremos es hacer un gran gobierno para Colombia, en equipo, con él desde el Legislativo. Con los compañeros que nos acompañaron en esta contienda. Pero adicionalmente invitando a todos los colombianos para un gobierno que nos permita mirar hacia el futuro, pensar en grande, unirnos en los temas grandes que Colombia necesita.

Usted estudió en Estados Unidos, usted sabe que lo que hacen los expresidentes en ese país.

Algunos, sí.

Hacen todo menos política. Obama está rompiendo esa tradición porque se le está metiendo a Donald Trump mucho en la política, ¿qué opina de un expresidente tan activo?

En Estados Unidos sí hay antecedentes importantes por ejemplo John Quincy Adams cuando dejó la presidencia, estuvo muchos años en la Cámara de Representantes. Y recientemente. Cuando uno ve casos como el de Clinton. Clinton estuvo ejerciendo un papel muy importante dentro del Partido Demócrata. Uno ve figuras como Gerald Ford, que participó muchísimo en la renovación del Partido Republicano y apoyó fuertemente la candidatura de Reagan.

A George Washington le ofrecieron ser presidente vitalicio y dijo que no quería…

Lo dejó por ocho años solamente. No se pueden mirar comparaciones, pero si usted me pregunta, ya sé para dónde va, lo que uno espera de una persona que ha gobernado bien a Colombia, que hoy líder aun partido, que hoy está aspirando nuevamente al Congreso, es que siga ayudando a la renovación del liderazgo que es lo que hemos visto.

Pero dentro del CD hay personas que no lo quieren a usted, o que han mostrado un descontento con su candidatura. Cómo son esos roces, cómo piensa lidiar con eso.

La política a veces trae cosas muy similares al fútbol, Generan pasiones y a veces enceguecimiento. Uno tiene que pensar en las cosas grandes, en la política con P mayúscula. Hice una campaña recorriendo el país con alegría y con propuestas. Cuando me llegaban ataques, más propuestas. Cuando decían cualquier cosa, seguimos hablando con la ciudadanía. Cuando había ataques bajos, obrar con altura. El país se merece hoy una discusión amplia sobre los problemas nacionales. Yo quiero hablar sobre cómo vamos a recuperar la economía, qué vamos a hacer para recuperar la legalidad cuando tenemos fronteras invisibles en tantas ciudades. Qué vamos a hacer para enfrentar el microtráfico, qué vamos a hacer para que los cultivos ilícitos dejen de ser el combustible de los grupos armados ilegales. Qué vamos a hacer para que esas disidencias no se conviertan en amenazas latentes en tantas regiones del país y yo quiero soñar con un país donde los empleos formales sean transformadores.

Todos queremos eso…

Sí, pero lo tenemos que hacer con unas políticas claras que son las que estamos planteando. Usted dice, me voy a detener en esas cosas, no. Hoy estoy haciendo un llamado a la unidad. Lo dije el día en que gané la nominación, no reconozco enemigos en el Centro Democrático. Los quiero invitar a todos a construir una propuesta que invite a los colombianos a pensar en grande.

¿Usted qué ha gerenciado en la vida?

He tenido distintas responsabilidades. Estuve en el Banco Interamericano de Desarrollo una responsabilidad muy grande, que era manejar una unidad que estaba encargada de desarrollar proyectos sociales. No solamente en el área metropolitana de Washington. También trabajamos haciendo proyectos en lugares apartados de América Latina. Hicimos además uno de los caminos que más me ha entusiasmado que es la promoción de las industrias de la creatividad. Y adicionalmente tuve que participar en muchas decisiones importantes de Gobierno cuando hice parte del equipo económico durante 8 años del presidente Uribe, acompañando a Roberto Junguito, acompañando inclusive a Óscar Iván Zuluaga y fui uno de los responsables de la negociación de la capitalización del Banco Interamericano de Desarrollo. La experiencia mía es variada y quizás interesante porque he tenido experiencia internacional, académica, intelectual y ahora como Legislador, llegar al Congreso y sacar cuatro leyes que le sirven a los colombianos. A mí me decían, eso es imposible desde la oposición. Ahí están las cuatro leyes: ampliar la licencia de maternidad de 14 a 18 semanas para mejorar la conexión de la madre con los hijos, la promoción de las industrias creativas, desfibriladores en lugares públicos y algo de lo que me siento también profundamente orgulloso, que los padres puedan hacer retiros también de sus cesantías y pensar en ahorrar para los seguros educativos de sus hijos y dejarles organizada la educación superior.

¿Qué fue lo que pasó en Brasil en esa reunión de Odebrecht?, ¿por qué Óscar Iván Zuluaga tiene encima esa sombra y usted no?

Primero que todo ya el consejo Nacional Electoral se pronunció sobre esa materia. El CNE no solo absolvió a Óscar Iván Zuluaga, sino que dejó absolutamente claro cuál fue mi participación en una visita ocasional para conocer a un publicista. Yo no tengo ninguna responsabilidad ni administrativa ni contable ni financiera. Entonces, yo qué he dicho siempre, la verdad. Y qué hice, además, que se lo dije a los colombianos: yo en el mes de enero de este año denuncié ante la Superintendencia de Industria y Comercio a Odebrecht por valerse de un soborno para ganar un contrato violando el régimen de competencia. Si yo tuviere rabo de paja, ¿usted cree que yo habría hecho eso? Como no tengo rabo de paja me acerco a la candela. Deje claro cuál fue mi participación allí. Y puede tener absolutamente claro que lo que vamos a combatir acá es que las empresas que obren con actitud fraudulenta, las empresas que pretendan corromper a un funcionario, las vamos a perseguir y les vamos a quitar todo su patrimonio.

En su plan de Gobierno, el punto tres por ejemplo habla de prohibir constitucionalmente la existencia de narcotráfico como delito político conexo. El narcotráfico no podrá ser un delito amnistiable en Colombia, ¿cómo piensa hacerlo?

Hay que hacer una reforma constitucional. Porque es que el narcotráfico ha sido el combustible de la ilegalidad en Colombia. Entonces, no es que haya narcotraficantes clase A y B. El narcotráfico es un delito supremamente grave. Lo que tenemos que dejar claro es que el narcotráfico debe ser un delito, primero, autónomo y sancionable. Y no se puede buscar el narcotráfico como un vehículo para financiar, promover u ocultar la rebelión, como quedó en los acuerdos. Porque qué termina ocurriendo, sigue siendo el combustible de bandas criminales, sigue siendo el combustible de disidencias. El narcotráfico tenemos que enfrentarlo y una de las primeas formas de hacerlo es dejar claro en la constitución que no puede ser un delito conexo al delito político.

Eso aplicaría eventualmente en un acuerdo con el ELN, pero a las FARC ya no…

Tiene implicaciones para el futuro, estoy de acuerdo, pero es necesario tenerlo. El tema no es que las FARC ya no, hoy tenemos más de 1.000 efectivos de las FARC que están entre organizaciones que se llaman entre comillas disidentes, que están generando amenazas y se están lucrando del narcotráfico. Y entonces, como vieron que las FARC se beneficiaron con ese tipo de herramientas, se sienten que el día de mañana cuando ganen mayor solvencia armada van a tener el mismo privilegio. Hay que decirle al país con claridad, el narcotráfico no puede ser un delito amnistiable.

¿Qué le gusta del proceso de paz?

La desmovilización, el desarme y la reinserción, lo dije siempre públicamente, de la base guerrillera porque ayuda que personas que estén en esas organizaciones puedan hacer un tránsito a la vida civil. Eso me parece que es importante. Yo celebré en su momento que también tuviéramos un buen monitoreo internacional, aunque yo creo que se presentaron fallas también. Pero lo negativo es lo que nos preocupa a todos y por eso hay que hace esas reformas, es que el narcotráfico no siga siendo amnistiable. Dos, que la erradicación y la sustitución sean obligatorias y no voluntarias. Tres, que las armas escondidas que no fueron entregadas para su destrucción y los dineros escondidos que no fueron entregados para reparar a las víctimas impliquen que hay un delito nuevo, se pierdan los beneficios y caiga todo el peso de la ley. Y la última, yo creo que una justicia especial no puede permitir que los máximos responsables lleguen a cargos de elección popular sin haber cumplido con sus penas.

¿Usted ha visto algún proceso de paz en el mundo en que los máximos victimarios hagan ese proceso para irse a la cárcel?

Esa es la diferencia. Hay muchos procesos de paz que se hicieron antes de la vigencia del Estatuto de Roma. Colombia entró con más de 120 países al Estatuto de Roma para que no quedaran esos crímenes en la impunidad. Hoy lo que tenemos es un grupo de cabecillas que ya son candidatos a la Presidencia y candidatos al Congreso sin siquiera haberse presentado a la justicia que ellos mismos ayudaron a confeccionar, sin haber reparado a las víctimas, sin haber dicho toda la verdad y sin siquiera haber cumplido las penas que ellos mismos ayudaron a configurar. Eso es una burla al país, es un mecanismo de impunidad y nosotros debemos ser muy claros a los colombianos: la impunidad engendra nuevas violencias.

Si un guerrillero está viendo esta entrevista y piensa que usted va a ser presidente, ¿usted no cree que al oírlo dice, yo más bien me voy a esta zona de concentración y me dedico a hacer lo que he hecho toda mi vida que es delinquir no sea que llegue este señor y se dañen los diálogos?

Al contrario, el mensaje que le estoy dando a ese guerrillero es decirle, yo estoy de acuerdo con que usted se desmovilice, se desarme y se reinserte. Es más, yo seguiré ofreciendo la desmovilización, el desarme y la reinserción individual, rápida, generosa.

¿Pero para qué?, ¿para irse a la cárcel?

No, porque ellos salen de la criminalidad. Lo que estoy diciendo es que a la base hay que permitirle esa transición. Pero donde hay que enfocarse es en los máximos responsables.

Es decir, usted no permitiría que ni ‘Timochenko’, ni ‘Santrich’, ni ninguno de esos cabecillas del secretariado, hagan política.

En eso creo que es donde está el error. Porque lo que los colombianos hubieran esperado de todo esto, por lo menos par ano sentirse humillados, es más, cuando estuvimos en la campaña de plebiscito yo siempre dije lo que hoy está pasando. Y el Gobierno decía, de ninguna manera, ellos primero van a cumplir sus penas. Mentiras, hoy ya son candidatos y muchos de ellos no necesitan sacar un voto porque ya están elegidos y las curules se las entregaron independientemente de la votación que saquen. Entonces, si hubieran hecho una transición a la política y por lo menos hubiesen tenido la firmeza con el país, por lo menos el sentido de contrición de decir: no, los cabecillas vamos a presentarnos, vamos a cumplir las penas, vamos a decir toda la verdad, vamos además a reparar a las víctimas, por lo menos habría algo de credibilidad.

¿Y no hay también una humillación a las víctimas directas? Me refiero a las 16 curules que  negaron en el conflicto para la víctimas del conflicto.

Esas curules había que garantizarse efectivamente para las víctimas. Tal como estaba configurado el acto legislativo era una forma por la que por la puerta de atrás le querían entregar ese manejo a organizaciones afines a las FARC.

No necesariamente, había gente como Léiner Preciado que es uno de los grandes líderes de Bojayá que se quedó sin la oportunidad, víctima profunda del conflicto. Como él la señora de Tumaco, otra en Chocó, había gente realmente de las regiones…

Sabe que me gusta de la pregunta como usted la plantea. Qué interesante hubiera sido que las curules a dedo se las hubieran entregado a las víctimas y no a los victimarios. Eso hubiese sido un camino que el país habría aceptado. Eso habría sido un camino que los colombianos además lo hubiéramos visto por lo menos con un aplauso. Pero es absurdo, las curules a dedo para los victimarios y, después, el propio gobierno presentó un proyecto confuso y que sabía que por la puerta de atrás se prestaba para que muchas de esas zonas fueran capturadas por esos intereses mezquinos y criminales. Hoy lo que tenemos que hacer es buscar un mecanismo para que las víctimas tengan una verdadera representación y además sean garantes de que quienes tanto los amedrentaron, que quienes tanto les generaron dolor, paguen por esos delitos.

¿Usted estaría dispuesto a sentarse a negociar con el Clan del Golfo?, ¿con las disidencias de las FARC en Tumaco que tienen tan aterrorizado a Nariño?, ¿a continuar un proceso de paz con el ELN?

El mensaje para el criminal tiene que ser claro. Un Estado no puede sentarse a negociar con los criminales de tú a tú. El mensaje para ese tipo de bandas tiene que ser: el Estado le ofrece a usted la desmovilización y el desarme rápido, usted necesita además que sus cabecillas tengan claro que es, o la persecución ofensiva del Estado o ir y cumplir unas penas. Eso es lo que toca decirles a esos criminales. Pero el Estado no puede estar en un menudeo hablando de tú a tú, porque lo que termina ocurriendo es el precio al criminal. Ahora, hay que permitir que esas bandas también voluntariamente se empiecen a desarticular porque el Estado les está diciendo, o lo hacen voluntariamente o va el Estado por ello. Yo me la quiero jugar por una cosa, algo que nuestra generación ha vivido siempre, Colombia necesita un marco de legalidad donde le digamos mirando a los ojos a la sociedad que aquí en Colombia hay que decirle al criminal que el que la hace la paga. Y no seguir siempre negociando porque al negociar lo que terminamos es generando la idea de que el crimen paga permite negociar con el Estado y sacarle ventaja.

Fuente: Noticias Caracol

------------

3. Pastrana pide juicio para pérdida del cargo de Santos

(Tomar la carta y reproducirla, del siguiente trino: https://twitter.com/AndresPastrana_/status/942814284416978944?s=03 )

-----------

4. El que dijo Uribe

Exactamente una semana después de ser investido como candidato único del Centro Democrático, Iván Duque se posicionó en las encuestas de opinión ubicándose en el segundo lugar, tal y como se desprende del sondeo realizado por la firma Guarumo.

Dicha encuesta permite prever que la campaña presidencial, a partir de enero del año entrante, será un enfrentamiento entre la izquierda que representan candidatos como Sergio Fajardo y Gustavo Petro y el uribismo en cabeza de Iván Duque.

Como se lo expresó a LOS IRREVERENTES, Duque planea adelantar una campaña en la que su director político será el presidente Uribe.

En los primeros días como candidato recorrió distintos puntos de la geografía nacional acompañado por Uribe y buena parte de la cúpula del Centro Democrático.

Durante esas giras, se hizo evidente el fervor que despierta en las bases la candidatura uribista, el cual se vio reflejado en la encuesta de Guarumo en la que el primer lugar fue ocupado por Sergio Fajardo -15.75-, seguido por Duque, quien obtuvo el 11.3%. Aquel resultado, para un aspirante que lleva una semana como candidato es absolutamente sorprendente y permite hacer creer que su crecimiento será imparable durante el transcurso de la campaña política.

El planteamiento de la candidatura de Duque ha sido audaz e inteligente. Apoyándose en la estructura del Centro Democrático y siguiendo paso a paso las indicaciones del presidente Uribe, ha logrado afianzarse, teniendo, además, un punto que juega a su favor: el margen amplísimo de colombianos que aún no lo conocen y que su estrategia de campaña se concentrará en atraer.

Muchos aspirantes presidenciales empezaron la carrera tocando el techo de sus posibilidades. Duque, al contrario, arrancó en un escenario donde tiene todo el espacio para crecer.

CANDIDATO DE UNIDAD

Otro de los factores que ha jugado a favor de Duque es el ambiente cada vez más favorable al interior del Centro Democrático, cuyas bases han ido cerrando filas entorno a su nombre, luego de que se produjera su designación como candidato único de la colectividad uribista.

En una emulación como le que tuvo lugar y en la que participaron precandidatos, es perfectamente natural que las bases tomen partido por uno u otro de los aspirantes. Pero surtido el proceso de elección, corresponde mirar al partido como un todo, razón por la que los distintos sectores han empezado a sumarse a la candidatura de quien resultó imponiéndose.

Hace 4 años, cuando el Centro Democrático empezaba a despuntar, a pesar de las dificultades, el candidato de aquella colectividad logró un resultado muy importante en las elecciones. Hoy, con el CD posicionado como el partido más importante y con mayor respaldo ciudadano, las campañas de Duque y de los aspirantes al Congreso tendrán el viento a favor suyo.

Los Irreverentes, 17 de diciembre de 2017

------------

5. Columna/ La economía va mal, el culpable es Santos y su ministro Cárdenas

Por: María del Rosario Guerra @charoguerra

Senadora de la República

Bogotá, 18 de diciembre de 2017

El día 11 de diciembre de 2017, la calificadora de riesgo Standard & Poors decidió reducir la calificación crediticia de Colombia como emisor de deuda soberana en moneda extranjera desde BBB hasta BBB- y en moneda local desde BBB+ hasta BBB, con perspectiva estable. La reducción en la calificación se debe principalmente al bajo crecimiento económico y a la dependencia que tiene el país a los ingresos fiscales extraordinarios, para compensar el recaudo tributario menor al estimado y la vulnerabilidad del país a los ingresos petroleros. 

Otras razones de esta reducción son el irresponsable manejo de la economía en los últimos años; el derroche presupuestal, ejemplo de ello es el costo de la nómina de la Rama Ejecutiva que entre 2010 y 2018 tendrá un aumento del 138%; la pérdida en la confianza de los consumidores, la cual en octubre se ubicó en -10.6; el incremento de la deuda del Sector Público No Financiero, que a septiembre de 2017 equivale al 54.7% del PIB, y el cambio de reglas de juego tras cinco reformas tributarias en el gobierno Santos. 

El resultado de esta baja calificación es una realidad de la desaceleración económica y una alerta del alto nivel del endeudamiento del país. Juan Manuel Santos ha gobernado AL DEBE pasando el endeudamiento del Gobierno Nacional Central del 34.9% PIB (2010) a 44.0 %PIB (2017), aumentando 9.1pp. Adicional a esto, la calificadora de riesgos resaltó que las presiones sobre el gasto por cuenta del proceso de paz (costo estimado en $129bill) y el incumplimiento de la meta de recaudo fiscal pueden llegar a aumentar la deuda pública como porcentaje del PIB y a una nueva reducción en la calificación del país. 

En el monto de la deuda no están las vigencias futuras ($89 bill), la deuda con el sector salud ($7.1 bill), Electricaribe ($2.5 bill), entre otros. 

El nuevo gobierno tiene que recuperar la confianza de nacionales y extranjeros en la economía, para crecer al menos al 5%, con menor carga tributaria, reglas de juego estables, austeridad efectiva en el gasto público, más emprendimiento productivo y mejores condiciones laborales a trabajadores que estimulen la productividad. 

(Fin)

-----------

6. El porqué No de “todos y todas”

Por: Thania Vega de Plazas

Hablar de todos y todas como propone un Congresista (que no Congresisto) de Colombia y ahora una juez (que no jueza), sería ir en contravía de principios y normas que tiene el idioma, sobre todo en nuestra patria donde se dice hablamos el mejor español del mundo.

Hace algunos días el Congresista resolvió en un argumento flojo, que para cumplir con tratados internacionales, en Bogotá el slogan de la alcaldía "Bogotá mejor para todos" debía ser "Bogotá mejor para todos y todas" y así cumplir con la llamada inclusión de género que tan de moda está por estos días.

Pues resulta que aunque es increíble, una juez de la república resolvió que de ahora en adelante debíamos decir "Bogotá mejor para todos y todas" en una acción que redunda en la defensa de la mujer que es discriminada porque no se hace mención de su género en el slogan de Bogotá.

A propósito de esta decisión traída de los cabellos, no por la inclusión de la mujer sino por el atentado al idioma español, tuvimos la maravillosa oportunidad de leer una carta de una profesora, que circula en redes sociales que indica:

"En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante” y el de existir, “existente”. ¿Cuál es el del verbo ser? Es “ente”, que significa “el que tiene identidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “ente”.

Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”, independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no dirigenta”; “residente”, no “residenta”."

Recomiendo con toda consideración ésta lección de gramática española que deberían leer la juez (que no jueza) y el Congresista (que no Congresisto).

El asunto es que no se puede pretender con decisiones absurdas darle inclusión a la mujer, que ya ha ganado importantes espacios en la sociedad colombiana.

Para vergüenza nuestra estos personajes no logran mayor inclusión con el manejo incorrecto del idioma, consiguen risas y burla de quienes nos sentimos por demás orgullosos de nuestro idioma y sus reglas.

No podemos caer en teorías tan ridículas para buscar la inclusión de la mujer que es un hecho. Estas expresiones las escuché de personajes como Nicolás Maduro en Venezuela que decía sin vergüenza en el rostro; "Vamos a prepararnos para el lunes, para empezar las clases, para llevar a los niños y niñas a la escuela. El lunes vamos a empezar la entrega de 35 millones de libros y libras...)

Lo que más me llama la atención y no deja de ser otro absurdo, es que estos que hablan de inclusión de género, no sean defensores de las mujeres y niñas que fueron abusadas por parte de los terroristas de las FARC.

Para ratificar que esa expresión de "todos y todas" es un monumental error, veamos éste reciente concepto de la Real Academia Española, que se pronunció respecto de la ocurrencia de éstos mencionados personajes.

“En español, como en muchas otras lenguas, el masculino gramatical es el término no marcado en la oposición de género, lo que faculta a esta forma para referirse genéricamente a seres de uno y otro sexo. Por tanto, la forma «todos» engloba a hombres y mujeres.”

Nota: Para TODOS una feliz navidad y prospero año nuevo; que este 2018 traiga verdadera paz y justicia en nuestras vidas y corazones.

FIN 

-----------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes